lunes, 18 de agosto de 2014

Al Santísimo Niño de la Paz

Y el verbo se hizo carne....
(Ju. 1,14)

Y...¡en la tierra, paz! Esa dichosa 
paz, que alumbraba al mundo, aquellos días,
se hizo luz y amor y melodías
de ángeles, que en noche luminosa, 
pregonan la noticia venturosa,
ya cifrada en antiguas profecías:
Os ha nacido un niño: el Mesías,
Príncipe de la Paz, que Él rebosa.

Y esa paz se hizo carne en el amor,
se hizo infante acostado en un establo...
se hizo infante acostado en un establo...
se hizo niño después, se hizo brisa, que,
en manos de un anómimo escultor
vino a ser, como parte de un retablo,
el Niño de la Paz y la Sonrisa

Santiago Martínez Álvarez
Sacerdote Salesiano

Fotografía extraida de la Web Ciudad Real Cofrade

No hay comentarios:

Publicar un comentario