domingo, 31 de agosto de 2014

Oración de una hermana

Quisiera que fueras mi alegría.
Ahí subido en tú borriquita, iluminas mi esperanza
y la de toda esa gente que espera tu llegada.
Para que en nuestros corazones encontremos
la paz, la serenidad y la salvación
que despiertas en cada uno de nuestros caminos.
Caminos del enfermo, del pobre, del humilde, del más rico.
Todos necesitamos de tú mirada, cuando pasas por nuestro lado.
Una mirada de alegría porque sabemos que no estamos solos
en nuestro caminar.
¡Corre borriquita!.
Haz que cada paso sea alegría en todo este camino de la vida.

Cristina Ballesteros del Rio

No hay comentarios:

Publicar un comentario